Miramos el cine desde todos los ángulos

Colombia: Cine como espejo social



Ya has de haber oído sobre como lo que haces es un  reflejo de lo que crees, de este modo el cine es un reflejo de las creencias del director ante, en este caso, Colombia.

Por MARIA MARGARITA MARTINEZ APARICIO ALVAREZ  

Dicen que los ojos son la ventana del alma y a su vez, el cine es la ventana de los pensamientos no solo del director si no, muchas veces también, de las creencias, estigmas y estereotipos que maneja la cultura de un país.

Cada nación tiene estereotipos, es imposible negarlo y en algunos aspectos es más obvio que en otros, es fácil reconocerlos y hasta aceptarlos, después de todo, si uno se cría viendo y escuchando que los rusos son de dos metros, rubios y de ojos azules, ¿qué es lo primero que piensas cuando te dicen que una persona de baja estatura, piel tostada y ojos achinados es ruso? Mentira, ¿Verdad? Pues no, en la parte sur-oriental del país, la mezcla entre rusos y mongoles hace que ese sea el resultado racial. No todo lo que creemos cierto por un estereotipo es verdad y por desgracia caemos en el error de seguir creyéndolo por más de que aparezcan datos que dicen lo contrario.

Pero, para no ir tan lejos, el cine, siendo una visión de la interpretación de la vida tanto por parte del director, como del productor, guionistas, artistas visuales y actores, pueden demostrar los estigmas que se manejan ante las culturas extranjeras y en este caso hablare de la colombiana.

Colombia es un país que muchos han descrito como uno de los países más alegres del mundo y es que el colombiano se nota donde vaya. Estas son cosas buenas, sí, pero eso no quita los malos ratos, la guerra que apenas se está acabando ya después de más de 60 años y todo lo que conllevó esta y sí, me estoy refiriendo a esa oveja negra de nuestra historia o más bien blanca, la cocaína y la fama que trajo que aún está presente y, desgraciadamente no parece que vaya a irse en un buen tiempo. Sumado a ello, el estereotipo general de Latinoamérica (pueblos atrasados y mugrientos, que son regidos por las drogas) influye que la creencia hacia este país no siempre sean las mejores y esto se puede ver literalmente, en varias ocasiones que hemos ido a cine.

Recuerdan acaso, la escena de Sr & Sra. Smith donde los dos protagonistas llegan a Bogotá y esta es un desierto, lleno de chozas, calles polvorientas, gallinas y hasta una zarza rodando por ahí, pues yo sí e incluso me han contado que de la indignación, alguien tiró un zapato a la pantalla del teatro el día que fue a ver la película.

¿Y cómo no? Yo lo hubiera hecho también, el disgusto causado por esa escena aún sigue en la mente de muchos, pero, como el error “Columbia” esto es algo que los estadounidenses no van a soltar y es que no se atreven a buscar ni por un segundo, datos verosímiles sobre este país o ningún país en sí, pues se ha repetido una y otra y otra vez.

En Capitán América: El Soldado del Invierno, se dice que los soldados de HYDRA han sido entrenados por el ELN en Colombia y cómo, si el ELN es una guerrilla rural y HYDRA un grupo terrorista primariamente urbano.

¿Y las drogas? Dirás, ellas fueron verdad y todos los horrores y personajes también. Bueno, mientras eso es cierto, no es lo único de Colombia y es un detalle que ha dejado de regirlo por ya casi veinte años, ya que en finales de los noventa Colombia comenzó a depurarse de ese cáncer, si, aún existen secuelas y si, tal vez jamás se erradiquen por completo, pero, ¿Qué país es perfecto?

Ni siquiera Estados Unidos lo es y sus ciudadanos no tienen pena alguna en demostrar esto, en la película Sangre, Sudor y Gloria de Michael Bay, un grupo conformado por dos fisicoculturistas frustrados con sus vidas y un ex convicto secuestran a un judío-colombiano magnate para robarle todo el cual dijo, irónicamente: “Me fui de Colombia porque habían muchos secuestros”, la cosa posteriormente se pone fea y tras varios intentos fallidos de matar al colombiano, deciden hacer otro intento con una pareja, a la cual terminan matando de la manera más estúpida. ¿Y lo peor? Es una historia verdadera.

Por otro lado, ¿Cómo olvidar a nuestra mejor amiga? La cocaína. Esta droga ha sido el artículo de exportación colombiano por preferencia o eso es lo que cree el estadounidense promedio y cómo no, si en Scarface, Sicario, Blow, Miami Vice, Lord of War, Delta Force 2, La Colombiana entre otras se quiere demostrar que si es Colombia es coca.

Pero no todo es malo, siguiendo el tema de las exportaciones, Colombia es el tercer mayor exportador de café y su aroma y sabor son indiscutiblemente deliciosos. Esto no es pasado por alto en las películas, en Todopoderoso, Bruce tras ver el número de plegarias que fueron dirigidas hacia él, pide un café y ante esto Juan Valdez aparece y le sirve uno, a lo que agradece y alaga el café servido. En Superman III de 1983, el gobierno colombiano se niega a cooperar con Ross Webster, el antagonista de la película, el cual quería apoderarse de la plantación mundial de café, tras esto Webster le ordena a Gus Gorman que manipule el satélite climático Vulcan para desatar una tormenta de nieve en Colombia para arruinar la cosechas de café, posteriormente el hombre de acero nos salva de esta catástrofe ostentosa y fuera de contexto geográfico.

Con todo esto, se puede ver de manera audiovisual y hasta en 3D, Colombia a través de los ojos de los Estados Unidos y tras la repetición es fácil entender porque muchos se asustan al escuchar Colombia , los estereotipos no siempre son malos o mentira, pero hay que saber hasta dónde llegan y cómo manejarlos.
Compartir en Google +

Por: Revista Escaleta

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".

0 comentarios :

Publicar un comentario