Miramos el cine desde todos los ángulos

Se acabó el festival, pero sigue la experimentación

Por Ana María Ramírez Gómez
Twitter: @anaragomez  

   Fotografía Clara Cortés

Con el teatro Wilson Jaramillo Tobón, completamente lleno, se dio inicio el pasado 16 de octubre, a la clausura de seis días de experimentación.

Primero, se mostraron los trabajos realizados por los jóvenes y niños que asistieron a los talleres: el de VideoLab, realizado por Sebastián Duque y el de animación dictado por Juan Camilo González.

Los dibujos cobraron vida y se volvieron animaciones, realizadas por personas que nunca en su vida habían manejado un programa y menos animado. Esto demuestra que la animación y el cine son un ejercicio de constante aprendizaje, arriesgándose a experimentar con nuevas técnicas. Eso fue lo que logró impartir Juan Camilo a sus alumnos primíparos, dejando la semilla de la animación en cada uno de ellos.   

El momento más emotivo fue cuando Cristian Camilo, un joven de la región, mostró su cortometraje llamado, Diario de un vendedor ambulante. Donde muestra la labor que ejerce su padre para sacar adelante a la familia, vendiendo naranjas por el pueblo. Al terminar la proyección el público se puso de pie y aplaudió al realizador y a su progenitor que lo acompañaba en el recinto.  

La escultura del San Toro, realizada por el animador y artista plástico, Carlos Santa, es el premio que se les otorga a los participantes ganadores del festival. Este año el jurado estuvo conformado por: Juan Felipe Chaverra, Juan Camilo González y Andrés Úzuga, quienes deliberaron que el San Toro quedará en las siguientes manos:

Selección oficial internacional:
Sobre usos y costumbres (Argentina)
Incomplete as it can be (Turquía) 

Mención especial:
20 patadas (Alemania)
Gemelos (Argentina) 

Selección oficial nacional:
Gula (Oscar Orjuela) Bogotá D.C.
 
Mención especial:
El fin de una dictadura (Alexander Quezada) Cali. 

Muestra regional:
Panorama (Miller Muñoz) Popayán

El premio más emotivo, fue para Miller Muñoz, un payanés que con su corto animado Panorama y en su tercera participación en el festival, se ganó el premio regional. El cual fue entregado por el alcalde de Toro, Julián Bedoya. La celebración se selló con un brindis, al mejor estilo de Toro, con Trabuco, una bebida tradicional de la región.

Finalmente, el director del festival, Andrés Úzuga, pronunció las palabras de cierra de la 9 versión del Festival de Cine de Toro, “seguiremos con más experimentación el año que viene, quedan en casa”. Dejando a los asistentes con la película Malos días del director caleño Andrés Beltrán.


Así termina el festival, dejándole a Toro un nuevo teatro y unos futuros realizadores audiovisuales. ¡Qué viva la experimentación! ¡Qué viva el Festival de Cine de Toro!
Compartir en Google +

Por: Revista Escaleta

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".

0 comentarios :

Publicar un comentario