Miramos el cine desde todos los ángulos

Baby, Brownie, Planeta Zeme y El final de la dictadura a otro nivel en CINETORO

Por Mateo Uribe Saenz
@mateouribe2

El 15 de octubre del 2016 se vivió en el nuevo teatro de Toro, las muestras de los cortometrajes nacionales seleccionados en competencia por CINETORO FILM FESTIVAL, dejando en alto el cine nacional y mostrando en la experimentación una herramienta propia de creación, innovación y narrativa que descresto al público presente en la forma de ver cine.


Baby el cortometraje realizado por Big Bang producciones y dirigido por Janice Angélica subió el nivel de la competencia al presentar en menos de 8 minutos la perspectiva de un bebe desde su fase embrionaria y construcción del feto, desde el útero. Lo brillante del cortometraje radica en el uso especial del arte como la pintura para la exploración de un desconocido como lo es la visión fetal. 

Este cortometraje realizado con la Academia de Artes y ciencia cinematográficas de Beijín trajo consigo una musicalización perfecta en la cual se envuelve al espectador en este viaje y sensaciones por el útero. La construcción de sus diálogos y en especial el lenguaje utilizado para que este ser sin haber nacido pudiese expresar sus sentimientos, gustos y apreciaciones del mundo, hacen de este cortometraje una digna competencia que aseguro podría ser una de las grandes ganadoras de este festival que vela por la experimentación, pero en la que Baby logró experimentar desde los inicios de su idea.

De los mismo realizadores de Baby nació Planeta Zeme dirigido por Janice, en la que se presentó a la humanidad desde la visión de un extraterrestre, pero lo innovador de esta apuesta, es el cuidado de cada uno de los planos que permite desentrañar a fondo el mundo humano como si la directora no hubiese puesto su humanidad en ella y se hubiera convertido en un ser exterior. Destacar además que estos cortometrajes se valen por su gran y valioso guion, pues el cuidado de las palabras y el valioso uso de estas, permiten que el viaje además de visual, sea narrado con especial encanto.

Y de las palabras nos vamos a Brownie un cortometraje cuyo silencio, música y juego entre personajes te permite desentrañar sentimientos muy cotidianos dentro de la espectacularidad del cortometraje. Un amor no correspondido y engañoso, que hace que un fotógrafo se obsesione con una mujer de tal forma que quiera perder su libertad en búsqueda de una felicidad, es una de las narrativas dentro de la historia de Brownie, en la que la mujer realiza un personaje marcado por el encierro y la necesidad de ser libre. La historia de amor trágico y desengaño cautivo al público de Toro al ver desde la perspectiva de una cámara las cuestiones del amor y libertad, dejándome un sin sabor por el espectacular final, pero una alegría al narrar una historia con tal detalle. Sebastián Flores director de la cinta, entregó un gran porcentaje de emocionalidad en aquel corto.

Pero no hay nada mejor que ver la realidad de Colombia relatada desde la combinación de géneros como el drama político y los zombis. A esto se atrevió Alexander Quesada, director de El Final de la Dictadura y ganador del pasado CINETORO con un cortometraje de zombis como fue Zugar Zombie. Con los Zombis como una masa consumida y a la vez como un pueblo acabado, relato el director la historia de un dictador colombiano que no asumía la derrota y el cual era perseguido por los zombis como metáforas de los muertos de los falsos positivos. La historia que inicia contextualizando el ambiente colombiano del 2002 al 2004 en donde más de 6.000 personas habían sido coartadas de su libertad y asesinadas, de los cuales cientos de casos carecieron del debido proceso, permite convertirse en un relato ficticio de la cruda realidad colombiana y una especial ironía dentro del personaje del dictador y el mandatario de la época. Un personaje oscuro, ambicioso y dentro de un contexto campesino, además de una construcción de arte excelente y un desparpajado guion satírico, el corto comparó la época de los falsos positivos y a su dictador con Hitler, en un audiovisual arriesgado pero consecuente y oportuno con la realidad social que se vive en Colombia después del pasado plebiscito por la paz.

Hoy se premiará lo mejor de CINETORO en lo que aseguro alguno de estos cortometrajes se llevará un triunfo o la satisfacción de realizar cine de calidad, en el que la experimentación y buena narrativa a acompañado el encanto del silencioso pueblo de Toro.
Compartir en Google +

Por: Revista Escaleta

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".

0 comentarios :

Publicar un comentario