Miramos el cine desde todos los ángulos

Relatoría de la conferencia, La animación colombiana: escenas de un país en movimiento Conferencista: Ricardo Arce La identidad nacional contada desde la animación



Por Ana María Ramírez Gómez

La conferencia fue dictada por Ricardo Arce, un animador, investigador y docente colombiano, miembro fundador y actual presidente del capítulo colombiano de la Asociación Internacional de Films Animados y miembro de la junta directiva de ASIFA internacional. La charla tuvo lugar en el marco del Festival de animación La Truca el 6 de mayo del año 2016, en el auditorio 5 del edificio de Ingeniería de la Universidad del Valle en la ciudad de Cali, Colombia.

En este texto encontrará apartes de la conferencia y comentarios de la periodista que asistió a la charla.

La primera animación en Colombia fue realizada en 1926, fue en la película Garras de Oro donde aparece una bandera a color; este filme representa el conflicto entre Colombia y Estados Unidos por el canal de Panamá. Esta animación fue hecha por el intelectual caleño Alfonso Martínez Velazco, en ella Colombia gana la guerra con Estados Unidos. La película es muda pero en los cines producía que los espectadores al finalizar, entonaran el himno nacional.

Por esto para Ricardo, “la animación se convierte en un recurso específicamente para lograr un estado con el espectador”.  Logra conectar y producir sentimientos en las personas que vean animaciones de todo tipo, en especial, las que relatan la historia de su país o región.

A lo largo del tiempo se han hecho varias animaciones que han retratado la historia del país. En Colombia se demoró un poco la realización de animaciones; se dio en 1934 con Colombia Victoriosa, consistía en un mapa del Amazonas donde habían figuras de aviones y barcos que se movían en direcciones contrarias, esto se logró mediante la técnica de la truca, que consiste en una tabla de animación donde se tienen niveles de video, se pueden colocar acetatos donde cada personaje se puede mover de manera independiente y también combinarse con imágenes de cine.  

En un recuento histórico, otros países como Argentina, ya desde 1916 habían hecho producciones animadas y en Estados Unidos, fue Disney en 1928 con Blancanieves.
En Colombia la animación existió más que todo en la publicidad, de la mano de Nelson Ramírez. Las producciones animadas que se han realizado en los últimos años son:

Los Tolimenses go west de Juan Manuel Agudelo
Canto a la victoria de Magdalena de Massonna
El pasajero de la noche de Carlos Santa y Mauricio García
Andares en tiempos de guerra de Alejandra Jiménez y Mauricio García. Fue la primera en tratar el conflicto colombiano.
Pequeñas voces de Jairo Carrillo. Hecho mediante los dibujos de los niños víctima del conflicto armado colombiano.
Desterrada
Soy Colombiano de Carlos Smith
El pequeño tirano de Parodiario
Violeta de Alejandro Riaño
Los Extraños presagios de León Prozac de Carlos Santa
Sabogal de Juan José Lozano

Siempre se ha tratado de encontrar ¿cuál es el estilo nacional?, lo que sí está claro es que la forma y estilo de la nación cambian radicalmente no solo en el tiempo, sino en lo geográfico y en la posición política que tenemos.

“No sabemos qué es visualmente lo más destacado como colombianos, la realidad es que Colombia no es un país visual, ya que no hay una sola palabra que represente a cada uno de los colombianos. Aquí más que identidad; existen formas de representarse a sí mismo y a lo que se cree que es; generando que no haya representaciones de país, sino intenciones de representaciones de país”.

Se puede encontrar mil identidades en Colombia, desde la Costa Pacífica hasta la Costa Atlántica, la forma de identificación cambia; es por esto que las animaciones ahora documentan las diferentes esencias culturales que tiene el país, sin olvidar los capítulos de conflicto armado que han vivido sus ciudadanos los últimos 50 años.

Por todo lo anterior, la animación y el cine son armas para reconstruir la historia del país y empezar a pensarse como ciudadanos del posconflicto, empuñar una truca, una cámara de video, una tableta y darle rienda suelta a todas las ideas que  han sido cuartadas durante tantos años de conflicto.



Compartir en Google +

Por: Revista Escaleta

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".

0 comentarios :

Publicar un comentario