Miramos el cine desde todos los ángulos

La Entrevista: Soleada, cuando la mujer se piensa a si misma


Entrevista a Gabriela Trettel- Directora y guionista de Soleada por Mateo Uribe Saenz y Ana María Ramírez

Para Revista Escaleta

Revista Escaleta: ¿Cuál es el argumento de esta historia?

Gabriela Trettel: La protagonista es una mujer de 40 años, que está casada y tiene dos hijos adolescentes, todo aparentemente para ser feliz. Tiene su familia, su trabajo y ahora hace poco tienen una casa de veraneo en las sierras de Córdoba. Entonces se van a pasar unas vacaciones allí y cuando llegan a los pocos días el marido se tiene que devolver y ella se queda sola a cargo de la casa y los chicos. En ese momento empieza a preguntarse si está bien en el lugar en el que está.

R.E: ¿Cómo surgió la idea de realizar este film?

G.T: En el 2006 hice un corto que se llamó Ana y cuando estaba haciendo recorrido por todos los festivales con él, empecé a escribir el largometraje. En ese momento estaba pasando por una crisis y empecé a observar a mí alrededor y a observarme a mí, a pensar que pasaría si yo seguía con los mandatos sociales; casarse, tener hijos, casa de vacaciones. Entre eso y la observación de mujeres de mi entorno, empecé a escribir.

R.E: Este es un drama de una mujer que aun teniéndolo todo no se siente completa ¿Qué tanto de eso fue experiencia personal?

G.T: Es sacado, pero no de forma directa. Porque aparte yo no tengo la edad de la protagonista, tampoco tengo hijos. Si es sacado en el sentido que pasan los días y en el momento suceden un montón de cosas y no te tomas el tiempo para detenerte para ver que te está pasando y si lo que estás haciendo lo haces bien.

R.E: Con lo que has relatado y viendo el tráiler, me parece que es una crítica a los estándares en los que se han puesto a la mujer en la sociedad y la idea de vida perfecta.

G.T: Si. Cuando empecé fueron motivos más personales, pero si termina siendo una crítica a ese modelo. Yo no me senté a realizar una crítica en un inicio, me movilizaron otras cosas. Pero a raíz de eso empecé a pensar en muchas cosas y también en el rol de la mujer, que tenemos que casarnos, tenemos que ser buenas. El hombre también tiene muchas cosas. Él se tiene que casar, tener hijos, proteger la familia. Un montón de cosas que mi pregunta es ¿Qué de todo eso nos hace bien?.

R.E: En sus palabras descríbeme a Adriana

G.T: Es una mujer perdida, hace mucho que no se mira al espejo. Esta reprimida desde su punto de vista.

R.E: El rol de dirección sigue siendo muy machista, pero en tu caso que se sintió dirigir esta cinta.

G.T: En Argentina no está superado tampoco. Aquí hay más directoras mujeres en los últimos 20 años. Sigue pasando que es machista. Se da que nosotras también somos las generadoras de esto. Mi equipo era mixto y estábamos a la par. Es cierto que por ejemplo en dirección de fotografía casi siempre son hombre, pero en dirección de arte es más fácil encontrar una mujer.

Raly Barrionuevo y Gabriela Trettel en la premier de Soleada
en Cocina de Culturas, Cordoba, Argentina
R.E: La música de Raly Barrionuevo está en su película ¿Cómo fue la experiencia y porque utilizaste esta música?

G.T: Yo pensé en usar esta canción, Luna Cautiva es un clásico en Argentina, el autor es Chango Rodríguez y aparte sus canciones tienen toda una historia, porque él la compuso en la cárcel para su mujer, con la que se casó en la cárcel, así nace la canción. Raly hace una interpretación muy hermosa de esta canción. Siempre hubo una escena en un bar con un músico que interpretaba en vivo. Yo siempre pensé en hacer una canción para la película y lo propuse a Raly que cantara en esa escena y que hiciera la canción para la película. Le pase toda la propuesta y a él le intereso, así se sumó al proyecto. La letra la escribimos entre los dos y la música la realizo él. Para mí fue una experiencia bellísima, porque de música no tengo idea y solo me gusta escucharla. Por eso fue interesante. Además con un hombre como Raly que tiene toda la experiencia y es un gran artista.

R.E: Ya has dirigido 5 cortometrajes y este es tu primer largometraje ¿Qué se siente dar ese paso?

G.T: Está buenísimo. Es algo en lo que he trabajado hace mucho tiempo y tiene otra llegada y salida al público. Es maravilloso poder hacerlo.

R.E: ¿Cómo fue el proceso con los actores? ¿Se apropiaron bien de la obra?

G.T: Los definimos con bastante tiempo, con 6 o 7 meses de anticipación. Los chicos por ejemplo solamente uno tenían experiencia en rodajes, la chica nada de experiencia y el otro muy poquito. Por un lado era que se conocieran y tuvieran un vínculo, para que estuvieran cómodos cuando los fuéramos a filmar. Porque dos de ellos son hermanos y se hacen amigos del otro, que a la vez junto a la niña tienen un amorío. También era formarlos un poco en lo que iba a ser el rodaje y la dinámica en el set. Casi todas las escenas con los chicos se reescribieron. Después con Laura que es la protagonista y con Víctor que hace a Juan el marido. Había que generar entre esos cuatro que eran la familia, el vínculo. Con Laura trabaje mucho el personaje y al principio tuvimos muchas charlas, debía entender bien para donde iba. Laura es muy buena actriz, muy inteligente y sensible, eso nos vino muy bien. Yo en la dirección de actores trabajo con Gabriela Aguirre que es una persona que está formada en teatro y tiene mucho más contacto con el leguaje actoral. Así las tres nos reuníamos y nos conocimos. A veces sentadas poníamos experiencias personales y eso que nos pasaba o sentíamos lo relacionábamos con el personaje. Ensayamos bastante.

R.E: ¿Cómo fue ya cuando la película estaba completa y se sentó como espectadora ha verla? ¿Qué decían los espectadores?

G.T: La película se estrenó el 3 de marzo y ahora la gente está yendo a las salas a verla y me llegan las devoluciones. Lo que a mí me paso cuando la vi por primera vez terminada fue que dije ¡wow! es una película. Porque vos vas viendo en el proceso como un Frankenstein gigante, con un montón de pedazos. Primero vez el corte final, después con el color, el trabajo de sonido, y ya con todo. Es muy satisfactorio.  Una cosa que me dicen las personas es que se quedan después hablando del tema, que eso para mí es lo máximo que puede pasar. Las mujeres grandes se sienten muy identificadas. Para mi esa es la idea, movilizar y generar una emoción en el espectador que lo haga pensar sobre su propia historia.

R.E: ¿Cómo ves la industria cinematográfica argentina?

G.T: Bueno nosotros tenemos el INCAA, que es nuestro fondo. Hay mucho por hacer para poder reforzar la industria. En los últimos años empezaron a aparecer muchas voces de otras provincias. Yo estoy en Córdoba, es la segunda ciudad más importante de Argentina, pero no se compara con Buenos Aires. Por eso es más difícil hacer cosas desde donde estoy y en ese sentido han aparecido más voces. Está bien que esto siga pasando, que apoyen a estas producciones más chicas, que no son comerciales, sino independientes y tienen otras búsquedas.

R.E: Después de esta película ¿Qué proyectos le esperan a Gabriela?

G.T: Estoy escribiendo otra, dando vueltas. 
Compartir en Google +

Por: Mateo Uribe Saenz

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".

0 comentarios :

Publicar un comentario