Miramos el cine desde todos los ángulos

Adaptación: De Broadway al Cine

Por: Mateo Uribe Sáenz
@mateouribe2

Las diferentes obras de teatro que se han convertido en un suceso hollywoodense y mundial, han cautivado por su gran y apropiada comunicación, argumentación y desarrollo en los largometrajes. Entonces, ¿cuáles han sido las obras de Broadway que han cautivado y dejado cantando a sus espectadores?

La música siempre ha sido un componente determinante para todo producto cinematográfico. Desde las películas mudas en donde la emoción se transmitía gracias a la música, hasta el color y el cine animado que cambiaron muchas de sus perspectivas. Poco a poco en Estados Unidos surgía un mágico descubrimiento o experimento. El cine podría verse, actuarse y sentirse mediante a sus largos diálogos cantados.

Sus inicios se dieron a principios del siglo XX cuando se lanzó la primera película musical llamada El Cantante de Jazz dirigida por Alan Crosland en 1927, que dejó un precedente al mundo del cine, al ser la primera película en blanco y negro que combinaba las características del cine mudo con intervenciones musicales. La película fue una adaptación de la exitosa obra homónima de Broadway escrita por Samson Raphaelson e interpretada por el actor y cantante George Jessel. La cinta ganó un premio especial de la academia a la producción de Warner Bros por ser la pionera en la realización de películas habladas, además de esto recibió dos nominaciones más. Así se dio el nacimiento de este género musical dentro del mundo cinematográfico. La revolución de este film hacía que los espectadores pidiesen más obras cinematográficas que combinarán diálogos, canciones y bailes; y el continuar de los años hacía que este género tomará más fuerza en la pantalla grande.

El 15 de marzo de 1957 llegó a las carteleras de Broadway una de las obras musicales de más duración en este teatro. Se trataba de My Fair Lady considerado uno de los más grandes musicales de Broadway, escrito por George Bernard, el cual llegó a tener más de 2.717 funciones protagonizadas por la ganadora del Oscar, Julie Andrews y Rex Harrison cuyo éxito propició la creación de la película que protagonizó el mismo Harrison en compañía de Katherine Hepburn. Las actuaciones de Rex Harrison, tanto en Broadway como en el cine, le hicieron acreedor de un premio Tony y un Oscar.

Durante ese año Broadway y sus musicales se convertían en un éxito rotundo y en el camino para dar a conocer actores, directores y guionistas. De esta forma fueron llegando obras con un guiones de Arthur Laurents, la música de Leonard Bernstein, letras de Stephen Sondheim y la grandiosa coreografía de Jerome Robbins, que inspirados en Romeo y Julieta de William Shakespeare,  crearon el amor entre María y Tony dentro de un conflicto entre dos pandillas callejeras de diferentes etnias. Esta era West Side Story. La obra se convirtió en un éxito teatral por su combinación de buenos diálogos, excelentes canciones y coreografías de alto refinamiento. Pronto Hollywood no se quedaría atrás ante semejante éxito, por lo cual Robert Wise y Jerome Robbins llevarían al cine la rivalidad entre Sharks y Jets que desencadenaría en un drama romántico. West Side Story fue ganadora de 10 premios Oscar de los 11 en los que se encontraba nominada por la academia.

La obra dio a conocer por primera vez al compositor y letrista estadounidense Stephen Sondheim quien se convirtió en uno de los más importantes letristas de Broadway y quien ha deleitado con sus grandes canciones escritas para obras como Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet) llevado al cine en el 2007 por Tim Burton o Into the Woods (En El Bosque) una obra que recogía una serie de personajes de los cuentos clásicos dentro de un bosque lleno de dramas y comedias que fue adaptado al cine por Rob Marshall y protagonizado por Meryl Streep, Emily Blunt y James Corden en el 2014.

El pasar de los años hacían de estas grandes obras de Broadway un testimonio y mina de oro para los productores y actores de Hollywood como Julie Andrews reconocida por sus roles en películas adaptadas de obras teatrales tales como Victor/Victoria y La Novicia Rebelde que la recibieron con nominaciones al Oscar.

Así también lo vivió Grease(Vaselina) una obra de garaje escrita y musicalizada por Jim Jacobs y Warren Casey quienes sentaban en el suelo a sus espectadores en un garaje de Chicago. Después de ser vistos por dos productores de Broadway quienes encontraron un potencial en la obra, la decidieron llevar a Nueva York para convertirse en lo que es hoy un clásico del cine musical. Fue en esta obra donde John Travolta dio sus primeros pasos en 1972 y por la cual han pasado actores de la talla de Richard Gere, Paul Nicholas, Elaine Paige, Linda Blair, entre otros, consolidando la carrera de varios artistas.

La obra fue un éxito que permitió realizar tours por diferentes países. Pero no fue hasta agosto de 1978 que la productora Paramount Pictures compró sus derechos y la llevó al cine con John Travolta como Danny Zuko y lanzando al estrellato en la actuación a la cantante australiana Olivia Newton-John. El éxito de esta película les permitió recaudar más de 200 millones de dólares y cientos de ventas de las canciones de la película que ocuparon los primeros lugares de las listas musicales.

En años más recientes, hay otros ejemplos de éxito como Chicago, basada en la obra del periodista Maurine Dallas Watkins y escrita en guión teatral por Bob Fosse Y Fred Ebb en 1975, tuvieron un gran éxito en el teatro donde caras como la de Lizza Minnelli y Goldie Hawn han actuado. Se convirtieron en un éxito hollywoodense en el 2002 cuando Rob Marshall la llevó al cine, siendo galardonada con un Oscar a la mejor película del año y recibiendo otro galardón para Catherine Zeta-Jones como actriz de reparto con su actuación como Velma Kelly. La obra que relata una Chicago llena de crímenes, corrupción, licor y jazz, se convirtió en todo un clásico del cine y el teatro que hoy en día continúa con sus funciones en Broadway.


Esos y muchas más obras como El fantasma de la Ópera, Cabaret, Mamma Mia, Nine, Dreamgirls o Annie, han revolucionado el mundo del cine al combinar de una forma excepcional y mágica lo encantador de la música, lo coordinado del baile y la buena actuación teatral dentro del cine. Muchas de éstas han logrado galardonar a cientos de actores. Pero se debe recordar que este género también hace parte de las películas animadas infantiles y testimonio de eso es Disney, en la cual la mayoría de sus películas se ven interrumpidas por canciones.

El género que ha tenido gran acogida y desagrado a su vez por el público internacional, no es nada más que según las palabras de Carlos Infante en su artículo de la revista virtual Filomúsica “el cine musical es el género más cinematográfico, aun procediendo del teatro. Esto es así, porque es el único género donde la fantasía se mezcla con la realidad sin ningún tipo de complejo…su fantasía es ilimitada, no hay que esperar coherencia argumental, sólo dejarse llevar por la conjunción de imagen, música -y en muchas ocasiones- color”.

Bibliografía

  1. (12 de Enero de 2007). Obtenido de Universo A: https://universodea.wordpress.com/2007/01/12/historia-del-cine-musical-2/
  2. Cardenal, L. M. (2008). BAILES DE PAREJA EN EL CINE MUSICAL DE HOLLYWOOD. FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN- UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID , 379.
  3. IGLESIAS, S. O. (2012). EL CINE MUSICAL E HISTÓRICO-MUSICAL COMO RECURSO PARA LA ADQUISICIÓN DE COMPETENCIAS EN EDUCACIÓN PRIMARIA.
  4. Infante, C. (2004). HISTORIA DEL CINE MUSICAL. Revista de musica culta Filomúsica.
  5. Juiliaymarta. (s.f.). Musicales de Broadway. Obtenido de https://musicalesdebroadway.wordpress.com/grandes-musicales/

Compartir en Google +

Por: Revista Escaleta

Somos un grupo estudiantil de la Organización de Grupos Estudiantiles de la Universidad Autónoma de Occidente con la misión de fomentar la cultura cinematográfica por medio de una revista digital llamada "Escaleta".